eltijoaquin@hotmail.com - facebook.com/El Ti Joaquin

domingo, 4 de junio de 2017

El ratón y el vencejo.









Donde cruzan los caminos
suelen ocurrir portentos;
el mío cruzó con otro,
y de allí surgió este cuento.
Fue en una tarde de mayo,
de un mayo muy veraniego;
sol y nubes de tormenta,
… todos buscando sombrero.

Al final de un largo túnel,
justo al lado del sendero,
tallaba un ratón de campo
un edificio terreno,
cuando vino a aposentarse
un solitario viajero,
en descansado pedestal
que la sombra dio por bueno.

Era un ave migratoria,
conocida por vencejo,
de extrañas alas redondas,
y de plumaje moreno,
patas demasiado cortas
para posarse en el suelo,
preguntando por refugio
donde la noche hacer sueño.

El ratón apartó el sudor
que empapaba el corto pelo,
invitando a sus vecinos
al viajante socorrerlo;
- “aunque la tierra sea pobre,
sus frutos compartiremos”,
tranquilizó el trabajador
regresando al agujero.

Al momento más ratones
con remedio aparecieron,
y a un albergue acompañaron
al trotamundos contento.
A despedirse acudió
del solidario primero,
quien le dijo de esta forma:
-“descansa, que ya iré luego”

Al final de la jornada
ambos tuvieron encuentro,
algo de picar y beber
hablando de esto y aquello;
que eran iguales, sin duda,
que eran distintos muy cierto,
el destino había reunido
dos diferentes gemelos.

Las mayores discrepancias
las llevó el concepto tiempo:
“estar verdaderamente
presente – el aventurero
sostenía – donde uno se
encuentra en cada momento”;
solo hay una oportunidad,
a la segunda se es viejo.

El prudente ratoncillo
sostuvo otro pensamiento:
“tres cosechas hay que tener;
la pasada en el granero,
la presente disfrutando,
la futura floreciendo”.
Mejor preveer, y disfrutar,
no siempre es amable el cielo.

Tenía que haber despedida,
con ella buenos deseos:
el vencejo debe volar,
el ratón volver al puesto.
“Cada pardal a su espiga”,
buen viaje, yo aquí me quedo;
fue un placer tratar contigo,
un abrazo, compañero.





Prensa local:






1 comentario:

  1. Vaya, que regalo tan original !, lo voy a publicar en mi grupo Esto es Vida de Facebook.

    ResponderEliminar