eltijoaquin@hotmail.com - facebook.com/El Ti Joaquin

miércoles, 14 de marzo de 2018

Se muere mi pueblo.


No es porque sea otro más,
es que ya son muchos menos;
y lo que queda por llegar…
qué tristeza, y desconsuelo.

Las campanas llamando van,
encordan, hay otro muerto;
horror me produce el pensar
que el pueblo muere por dentro.

Otra casa se va a cerrar,
¿cuantas son ya?, ni me acuerdo;
el cementerio a rebosar,
y las calles... un desierto.

Y los niños… ¿dónde están?,
¿qué fue de los nacimientos?;
restar, dicen, y no sumar,
hacen lo grande pequeño.

Es así nuestra realidad,
y esto no tiene remedio;
solo queda honrar y enterrar,
y dejar correr el tiempo.

-----ETJ-----

2 comentarios:

  1. Para que los pueblos vayan a más, y no queden desiertos hay que construir y no restar, construir con ideas y no restar con impedimentos absurdos.
    A mi también me produce horror ver que mi pueblo se muere por dentro, tu has sido artífice de ver como el pueblo se va muriendo y casas se van cerrando portus propios impedimentos, tus lamentaciones ahora ya llegan tarde.

    ResponderEliminar
  2. Le voy a contestar por la educación que a usted le falta. Decir que yo pongo impedimentos para que el pueblo se muera dice mucho de usted, no de mi. Un saludo, y cuide esa mala baba, que lo puede ahogar.

    ResponderEliminar