eltijoaquin@hotmail.com - facebook.com/El Ti Joaquin

sábado, 19 de mayo de 2012

Las campanas








Las campanas a veces llaman, otras despiden; festejan con alegría o contagian tristeza; avisan del tiempo; perturban la paz o tranquilizan devolviéndola…; con su tañido provocan decenas de sensaciones que a nadie dejan indiferente. Esto ha llevado a multitud de leyendas, y como protagonistas estos torneados instrumentos de percusión fabricados con bronce. Las llaman espantadoras de espíritus, de enfermedades y plagas, de tormentas; las consideran enemigas de brujas y maleficios, y protectoras de las gentes de bien. Con los distintos ritmos, o toques, informan de múltiples actividades, o del comienzo de las misas, y al lado de los callados relojes resaltan el inmemorial paso del tiempo. Los romanos llamaban a las campanas “tintinábulum”, vocablo onomatopéyico que alude a su sonido “tin” (Yo creo que hubiese estado más acertado el nombre “tantanábulum”). A partir del siglo VI se comenzaron a llamar campanas, posiblemente por utilizarse estos objetos con regularidad en Campania, región italiana. En las iglesias antiguas se las llamaba “Signum”, señal, y quizás un resto sea aquel pequeño toque que anuncia el comienzo de la misa, la “seña”. Los antiguos constructores simbolizaban  el poder del edificio en el tamaño de las campanas, y así al tocarlas trasmitían vibraciones al conjunto para colmarlo de ecos. La torre que las alberga, el campanario, tiene varias formas, siendo las más conocidas la humilde espadaña y la más señorial torre cuadrangular, como la del Santuario de la Virgen del Campo, que en estos días acoge entre sus muros tres relucientes campanas. Para los seguidores de éste templo mariano es una gran satisfacción volver a verlas en los ventanales y oírlas en la contorna. Comenzaba con leyendas, y la más extendida cuenta como algunas campanas tocan solas, incluso bajo el agua. Tras voltear por primera vez nuestras nuevas campanas, me sorprendió ese efecto que duró unos minutos, dando fe de un correcto equilibrado y excelente mecanizado, obra de auténticos profesionales: 
Campanas Quintana.


video

http://www.laopiniondezamora.es/benavente/2012/05/19/sonoro-regalo-rosinos/601349.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario