eltijoaquin@hotmail.com - facebook.com/El Ti Joaquin

sábado, 12 de enero de 2013

Vidriales, escaparate de Europa



Parafraseando a Einstein, “si siempre haces lo mismo, no esperes resultados diferentes”. Así, como un gran paso atrás, para intentar caminar en otra dirección, se nos ha presentado el viernes 11 de enero, en el bajo del ayuntamiento, el proyecto puesto en marcha en la Chana de Congosta enmarcado en el europeo LIFE. Proyectos para la mejora del medio ambiente, demasiado castigado por la tecnología que exige nuestro actual nivel de vida. En el ámbito de la agricultura, la sobreexplotación para dar mayor productividad, a costa de calidad y excelencia, está llevando al campo al agotamiento y a la transformación en terrenos improductivos e impredecibles. Algo que ocurre hasta en nuestros pequeños huertos, cada año es más necesario el tratamiento químico para no cosechar desastrosamente, aunque al final en el plato nos encontremos lo que hemos cultivado: química. Y hay a quien no le importa, si por ejemplo sus pimientos son los más grandes, brillantes… e insípidos del pueblo. Pero si que es verdad que importa. Importa y urge evitar el calentamiento global que el CO2 provoca al aumentar los niveles del vital efecto invernadero. Importa y urge concienciar que más vale vivir con mesura que malvivir rodeados de cachivaches que parecen facilitarnos la vida y en realidad nos esclavizan trabajando para ellos, además de contaminar gratuitamente. Importa y urge cuidar la naturaleza, y para ello es elemental permitirle la renovación de los recursos naturales, ayudándole a reciclar y volviendo a los métodos tradicionales que permitían una perfecta simbiosis. No sé si el proyecto saldrá bien o mal, desconozco las perspectivas; sé que será difícil por los cambios extremos de temperatura de la región, por las fatales heladas, por la poca calidad del terreno elegido, por la numerosa fauna… etc., pero también sé que cualquier tipo de investigación siempre acarrea algo bueno y ojalá aquí lo encuentren. Los campos escogidos ya verdean, no me he atrevido a comprobar cuanto hay de hierba y cuanto de cereal; lo que si he visto es la antiquísima técnica de “a cerro” que usaron nuestros abuelos labrando la tierra con el arado “de madera”, o “de orejones”, el desusado arado romano. También pretenden la mezcla de agricultura y selvicultura, por los beneficios que se puedan aportar mutuamente, y la activación con micorrizas para dar más arraigo y vitalidad. Importa y urge, por último, concienciar que lo sano y saludable no es siempre lo más bonito. Nunca cambiaré a sabiendas la peor lechuga de Prepalacio por el mejor manjar hidropónico del mundo, ni un mísero pollo de cualquier corral de Ayoó por mil veces su peso en carne mutada genéticamente por maravillosa que me la presenten. Dicen que comemos con los ojos; creo que nunca deberíamos tratar de engañar a nuestro estómago, al fin y al cabo,
 somos lo que comemos.







PRENSA



RADIO


El pasado martes día 15, en RNE Zamora, entrevista de Evaristo Lobato, natural de Carracedo, a Zacarías Clérigo, sobre el proyecto CO2 en el Ayuntamiento de Ayoó de Vidriales.


video



2 comentarios:

  1. Es una buena idea pero que consigue el ayuntamiento por la cesion de ese terreno

    ResponderEliminar
  2. Muy buena pregunta. Tan buena que creo que es imposible de contestar, y mucho menos yo, que ni pertenezco al ejecutivo del ayuntamiento, ni soy político, y tampoco ingeniero o universitario. Lo que si se puede responder es lo que no pierde el ayuntamiento por la cesión de ese terreno. En primer lugar no pierde los terrenos, son una cesión y cuando esta gente se vaya tenemos al menos garantizado que ha habido ausencia de productos químicos contaminantes, o purines, y una mejora natural de la calidad del terreno; En segundo lugar ellos no buscan rentabilidad, es un estudio y las cosechas (cereal, setas, frutos, etc.) las donarán al ayuntamiento; En tercer lugar el lugar no pierde estética, arboleda, fauna (como sería el caso de cederlo para una fábrica), al contrario, aumentará y se quedará al finalizar el proyecto; y en cuarto lugar, por no seguir, el ayuntamiento no pierde esperanzas, de algún puesto de trabajo aunque solo sea temporal, de otras inversiones en la comarca, de que el proyecto salga bien y seamos renombre y modelo para otros lugares, de que por una vez dejemos de ser un pueblo envejecido y achacoso por los recortes, para ser visitado por colectivos que buscan soluciones al global problema de la contaminación, y cambio de clima. Difícil lo tienen, pero… ¿alguien da más?

    ResponderEliminar